Poder detectar el humo en nuestra casa es importante, por eso siempre buscamos colocar detector de humo. Estos cumplen la función de avisar a las personas que existe la presencia de humo en alguna parte de nuestra casa.

Pero siempre surge la pregunta ¿Dónde debería colocar el detector de humo? Esto claro, para que sea más eficiente. En este artículo vamos a decirte zonas concretas en que puedes colocarlo para mantenerte a ti y a tu familia segura.

Zonas para colocar los detectores de humo

Antes de instalar nuestro detector de humo siempre es importante estudiar con cuidado la zona donde se va a colocar. Siempre con el fin de evitar accidentes que no son deseados y que pueden traer muchos problemas.

Con esto queremos decir, no tiene sentido el ser precavido al colocar un detector de humo en un lugar como el armario. Es importante siempre dar prioridad a zonas como dormitorios, así como en los sótanos o lugares con hornos.

La cocina es una de las zonas donde los detectores de humo siempre tienen que estar, muchos expertos aseguran que se debe colocar en cada 60 metros cuadrados. Luego vas a necesitar diversos dispositivos que sean de seguridad.

Sistemas IoT para detección de incendios

Si tienes un presupuesto limitado, lo mejor es que las coloques en los lugares que te mencionamos anteriormente, lugares precisos y donde no tendrás que comprar tantos detectores de humo. Pero si es no es el caso, aquí te diremos los lugares donde los detectores de humo tienen que ir de manera definitiva.

Siempre en zonas altas

El humo siempre se presenta de manera ascendente por la dirección del aire caliente, según los términos científicos. Es decir, no importa cuál sea la instancia, siempre intenta colocar los detectores de humo en las zonas más altas, así como en las esquinas superiores.

¿En las escaleras?

Según una gran cantidad de estadísticas, las viviendas unifamiliares son las que más sufren incendios. Por eso siempre es recomendable colocar detectores de humo en las escaleras que conectan el primer piso con el segundo.

Esa sería tu principal salida en caso de que realmente se presente un incendio en tu hogar.

No coloques detectores en la pared

Para que una alarma pueda detectar satisfactoriamente el humo siempre es necesario que se coloque de forma perpendicular a donde el humo podría aparecer. Es decir, se debe colocar en techos, si se coloca en las paredes podría provocar que el detector no capte la verdadera magnitud del incendio.

incendio en una oficina

Mantenlo a una distancia prudencial

Como hemos dicho anteriormente, siempre es bueno colocarlo en 50 a 60 centímetros para que no se vea afectado por otros muebles u objetos que pudiera alterar su correcto funcionamiento.

No lo coloques cerca de las ventanas

Esto es algo bastante obvio, pero siempre es bueno recordarlo, los detectores de humo siempre tienen que estar alejados de las aberturas de ventilación. Eso no solo incluye ventanas, sino también los extractores de humo, ya que no harán el objetivo principal, por lo que fueron comprados.

Atención con el baño

Esto lo decimos por su seguridad, los detectores de humo jamás deben ser instalados en baños o zonas donde se pueda generar falsas alarmas. Esto sería molesto y cuando realmente pueda pasar un incendio pensemos que se debe a una falsa alarma.

Temperatura adecuada.

Una cosa que advertimos es que los detectores de humo mantienen problemas de funcionamiento en los lugares que se encuentren por debajo de los 4 grados o que estén por 38 grados.

Con toda esta información ya podrás instalar con mayor seguridad los detectores de humo en tu casa sin problema.