Debido al uso que se les dan a los depósitos, estos deben contar con unas medidas específicas. Esto garantizará, en gran medida, el resguardo de los productos que se encuentran almacenados en el mismo. Entre estas medidas se encuentran la prevención contra incendios por lo que te estaremos en breve hablando de ellas.

Como estos depósitos se encargan de resguardar bienes con valor comercial y operativo es necesario saber cómo proceder para evitar incendios en estas zonas. De esa manera, se puede asegurar de que el acopio de estos productos será totalmente seguro y que no acontecerá ningún incendio mientras se sigan las reglas impuestas.

Los sitios que son destinados como almacenes empresariales suelen ser de dimensiones diversas. Por esa razón, en cada espacio se debe tener en cuenta un plan de acción contra incendios distinto.

Código Internacional de Incendios

Factores de riesgos principales de los incendios en almacenes

Cuando se realiza un trabajo hay que tener claras cuáles son las desventajas que nos pueden acaecer para atacarlas y reducirlas. Esto engloba a los almacenes ya que estos se encargan de contener materiales de gran importancia para la empresa que está pagando por dicho lugar.

Por ende, se deben atacar los siguientes riesgos antes de que estos se conviertan en pérdida tanto para la empresa de almacenamiento como también para los que tienen dichos materiales alojados en el lugar.

Lo primero a tener en cuenta es saber qué clase de productos se van a alojar en el lugar de acopio. Si estos son materiales de combustión rápida o lenta. Cuando en el depósito  se resguardan materiales como papel, cartón u otro material parecido el depósito es más propenso a sufrir un incendio difícil de combatir.

Otro de los factores determinantes son la actividad y movilización que se realiza dentro del almacén. Si el depósito es grande existe la posibilidad de que se usen vehículos pequeños para movilizarse dentro del almacén. Por eso, se debe dar el mantenimiento adecuado a estos vehículos para que no causen una combustión y creen un incendio.

Uno de los puntos más débiles de los almacenes y por lo que es más propenso que se cause un incendio es por la falta de limpieza y orden. Por ello es uno de los aspectos que se deben tomar en cuenta más a menudo.

El mal mantenimiento de los sistemas eléctricos también son los causantes de los incendios en los depósitos.

La mala organización de los espacios de un almacén puede ser un claro detonante para un incendio. Tanto si no hay espacios para transitar y combatir un incendio como si el orden que se les establece a dichos productos está cerca de un punto en el que se pueden incendiar.

depósitos

Una de las últimas pero no menos importante es el exceso de mercancía. El problema de esto es que, si existe una cantidad excesiva de productos en el almacén y ocurre un incendio las pérdidas serán mayores.

Medidas a tomar en cuenta para prevenir incendios en depósitos

Para estar seguro de no sufrir ningún incendio en un almacén hay al menos 10 consejos que puedes seguir. De esa manera garantizamos la seguridad del almacén en cuanto a los incendios.

  1.   Hacer un estudio riguroso para determinar las vulnerabilidades del almacén en cuanto a incendios y reforzar la protección en las zonas más frágiles.
  2.   Colocar controles para el acceso del personal, de ese modo se puede llevar un control del personal que se encuentra en el almacén y se reduce el riesgo de uno incendios deliberados.
  3.   Plantearse utilizar sistemas de alarma tanto para incendios como también para intrusos.
  4.   Colocar protecciones físicas tales como los cercos eléctricos, herrajes, barreras entre otros.
  5.   Crear conciencia en el personal sobre los peligros de los incendios en el lugar de trabajo para hacerlos participantes de la seguridad empresarial.
  6.   Hacer los respectivos mantenimientos al sistema eléctrico del almacén.
  7.   No sobrepasar las limitaciones de almacenamiento impuestos para los materiales inflamables.
  8.   Ordenar de manera estratégica los materiales inflamables en sectores distintos para evitar que el incendio se propague.
  9.   Prohibir fumar en las zonas de almacenamiento.
  10. Tener detectores de humo en el almacén. También colocar extintores de incendios en lugares estratégicos a lo largo del almacén.