España se ha convertido en el país de la Unión Europea donde más se han implementado los sistemas de seguridad contra incendios. Sin dudas que, la mayoría de las compañías, no poseen las mismas características unas que otras y, por ende, no necesitan los mismos instrumentos de seguridad en lo que a incendios se refiere.

Muchas ellas destinan un gran porcentaje a la seguridad a los datos o información de sus servidores y, en muchas otras, aseguran sus instalaciones para evitar robos y también de incendios.

Desde INGESEG, te explicaremos en este artículo, los tipos de sistemas de seguridad contra incendios que existen, las funciones y para qué sirven.

¿Qué son los sistemas de seguridad contras incendios?

Cuando se habla de sistemas contra incendios se hace referencia al conjunto de normas y medidas que se establecen en un determinado espacio (edificio, hogar, etc.) para protegerlo y asegurarlo de un eventual incendio.

¿Cuáles son los objetivos de un sistema de seguridad contra incendios?

Entre los objetivos de un método de seguridad contra incendios adecuado se puede encontrar los siguientes.

  • Asegurar la estructura del edificio.
  • Proteger y salvar las vidas de las personas que se encuentren en el momento del eventual incendio.
  • Asegurarnos que la propagación del fuego no pase a mayores.
  • Reducir el riesgo de generar gases tóxicos.
  • Facilitar el acceso (salidas de emergencia) para la evacuación.

Tipos de medidas de protección un sistema de seguridad contra incendios

Existen dos tipos de medidas de protección para un sistema de seguridad contra incendios entre ellos destacan: los pasivos y los activos. Si no sabes la diferencia entre la protección activa y pasiva, no te preocupes. A continuación, te la detallaremos.

Protección pasiva

La protección pasiva es fundamental y debe estar desde el día uno para asegurar la no propagación de fuego, gases tóxicos así como la evacuación de humos a través de los sellos cortafuegos.

Además, este tipo de protección de seguridad se encarga de salvaguardar los ductos, sistemas de ventilación o electricidad y evitar el derrumbe de la estructura, entre otras cosas. Todo este conjunto de medidas asegura y le da posibilita a las personas atrapadas realizar su evacuación de manera segura y sin problema. Si quieres ver un ejemplo práctico sobre evacuación contra incendios aquí tienes el proyecto de evacuación contra incendios en el Aeropuerto de Sevilla.

Protección activa

La protección activa hace referencia a los aparatos encargados de descubrir cualquier tipo de fuego en el edificio o zona.

Existen muchos dispositivos que se instalan para asegurar y evitar un incendio inesperado, cada uno de ellos debe funcionar al 100% para salvaguardar las vidas de las personas.

En primer lugar, tenemos los métodos de detección, estos dispositivos tienen la función de detectar y visualizar el incendio. Hace muchos años, el único instrumento existente, eran los clásicos detectores de humo.

En la actualidad, con la tecnología avanzada, en el mercado podemos encontrar detectores de calor o de gas y cámaras térmicas. Estas últimas poseen la característica de emitir un aviso por cualquier aumento de temperatura que se realice en la estructura.

Los sistemas de alerta o señalización deben estar de manera obligatoria, por ejemplo: si un empleado visualiza el fuego, rápidamente, puede accionar el timbre y alertar a todo el edificio.

También, en estos casos, se utilizan megáfonos que ayudan a calmar y guiar a las personas en la evacuación total. Por último, los extintores deben estar para apagar cualquier fuego inesperado que suceda.

¿Cómo funciona una alarma en un incendio?

La función de una alarma contra incendios es alertar el incremento de la temperatura o salida de gas en el edificio o un ambiente especifico. Posee dos formas de activación:

  • Activación manual.
  • Activación vía sensores.

Cuando entra a funcionar la activación, la alarma, emite un sonido de alerta a todo el edificio para comenzar la evacuación de manera ordenada y segura.

¿Por qué es recomendable tener una alarma contra incendios?

Si te preguntas ¿Por qué es recomendable tener una alarma contra incendios? La respuesta es fácil, este dispositivo, te ayudará a prevenirlo apenas comience y no llevar el fuego a un mayor peligro para ti, para el personal o para el edificio.

Tipos de alarmas contra incendios

No caben dudas que, el objetivo en cualquier alarma, es el mismo: prevenir y acabar con el fuego. Te comentaremos los mejores tipos de alarmas contra incendios y cuáles son las diferencias entre ellas.

Sirena contra incendios

La sirena contra incendios puede presentar dos opciones: solo para la prevención de fuego o como complemento de un sistema de alarma conta incendios integrado.

Si se selecciona la primera opción, el nivel de seguridad del edificio o zona a asegurar no es la adecuada. Por ende, este tipo de alarma, tiene como ventaja la posibilidad de complementarla con otros detectores y la desventaja de no asegurar un nivel óptimo de seguridad.

Pulsador manual de alarma

Este dispositivo no posee ninguno detector ya que, solamente, se activa manual y presencialmente en la sala donde se origine el fuego. La activación del pulsador manual de alarma posibilita un contacto inmediato con los bomberos, activar las luces en los carteles de “Salida de Emergencia” y, además, de una emisión constante de sonido.

Según la normativa española y europea, el pulsador manual de alarma, debe pintarse de rojo para facilitar la visión a través del humo para las personas.

Alarma con CRA

Las alarmas de incendios conectadas a una CRA (Central de Alarmas) son adquiridas a través de un pack o paquete de una empresa de seguridad.

Este tipo de dispositivo son los más seguros en todos los sentidos. En caso de un incendio, la empresa encargada de monitorear, debe encargarse de ponerse en contacto con los cuerpos de seguridad (bomberos, guardia civil, etc.).

¿Qué tipos de detectores de incendios existen?

Actualmente, en el mercado español, se comercializan 3 tipos de detectores de incendios, los cuales son los siguientes.

  • Detector de incremento de temperatura: Como te mencionamos anteriormente, este dispositivo, tiene la habilidad de emitir una alerta cuando haya un incremento brusco en la temperatura ambiente.
  • Detector de fuga de gas: Suele instalarse en ambiente donde hay una cocina. Existen varios modelos donde puede detectarse, incluso, propano, butano, entre otros.
  • Detector de humo: Son sensores encargados de descubrir humo en niveles que suponen un riesgo para las personas.

¿Qué debe incluir en un kit de seguridad contra incendios?

Contratar a una empresa de seguridad contra incendios es la mejor decisión que puedes tomar. Además de contar con profesionales especializados en el tema, las compañías, te ofrecen un kit de seguridad que se adapte a tus necesidades según el espacio que necesites proteger.

Por esta razón, te mencionaremos los elementos fundamentales que no deben faltar en un kit de seguridad contra incendios.

  • Detectores: Fundamentales para avisar cualquier anormalidad en el edificio.
  • Extintores: Según las normativas españolas, es obligatorio tener cada 15 a 20 metros de separación.
  • Sirena: Son ideales para tener una evacuación ordenada y fácil. Se puede complementar con un megáfono para guiarse y tranquilizar a las personas.
  • Rociadores: Estos dispositivos se instalan en el techo de los ambientes y se activan automáticamente por su relación con los detectores.

Si quieres saber más sobre sistemas de seguridad contra incendios, no te pierdas nuestro artículo sobre las medidas básicas en protección contra incendios para empresas o ponte en contacto con nosotros