¿Nunca te has preguntado cuántos tipos de rociadores contra fuego existen?, te sorprendería la cantidad actualmente disponible en el mercado. Sin embargo, es importante considerar sólo los que cumplen con las medidas de seguridad más modernas, tales como los rociadores automáticos.

Los rociadores que poseen un sistema automatizado para la extinción de fuego, son los más empleados en la actualidad. Su mecanismo es muy simple y desde su invención han salvado millones de vidas con cada año.

¿Quieres conocer más al respecto? No te pierdas ninguno de los siguientes detalles a continuación.

¿Qué son los rociadores automáticos contra fuego?

Se trata de los sistemas de protección contra incendios más popularizados y reconocidos en todo el mundo. Los rociadores automáticos poseen una larga historia desarrollando sus funciones de detección y extinción de incendios.

Parte de su popularidad y reconocimiento también es producido gracias a que su método de activación es muy silencioso. Al ser automáticos, se encuentran totalmente activos las 24 horas del día para reaccionar ante las condiciones de un incendio.

Son considerados como una pieza vital y necesaria dentro de los métodos de prevención para la propagación de incendios. Tienen una capacidad que ha ido evolucionando de detectar un conato de incentivo y extinguirlos antes de lograr esparcirse.tipos de rociadores contra fuego

¿Por qué son tan comunes?

Se ha demostrado que tan solo un 98% de incendios que han llegado a producirse han sido controlados eficientemente por los rociadores automáticos. Estas estadísticas han sido un gran factor a favor para que más personas se interesen en tener instalado este sistema.

Tipos de rociadores automáticos

Los rociadores de sistema automatizado también son llamados como sprinklers dentro de la jerga de seguridad entre bomberos. Son visibles en casi cualquier edificio o casa desde el techo a través de sus estancias interiores.

Lo más interesante de este sencillo mecanismo es la cantidad de sistemas en los que ha variado con los años. Es importante consultar cuál se adapta más a las necesidades de un edificio con la opción de un profesional en el área:

Sistema de tubería seca

Son el resultado de una conexión entre las tuberías de aire o gas a presión. Al activarse, el gas será liberado para permitir que la válvula se abra y así dar paso al agua fluida.

Sistema de tubería húmeda

Se trata de los clásicos rociadores automáticos que se conectan directamente a un sistema de tuberías. El agua siempre estará corriendo por defecto y se activarán al detectar humo.

Sistema de acción previa

Es una versión de los rociadores que se conecta totalmente a un sistema de tuberías de aire. Su activación y funcionamiento depende de un sistema de detección suplementaria que se instala en la misma ubicación de los rociadores.

Sistema de diluvio

Consiste en un sistema construido por rociadores abiertos que se conectan a tuberías directas para abastecimiento de agua. Se diferencian porque activan de forma sincronizada la apertura de la válvula y descarga del líquido.

características de los rociadores contra fuego

¿Dónde ubicar los rociadores automáticos?

Existen una serie de consideraciones y normativas que regulan la instalación de los rociadores automáticos en un edificio u hogar.

Normalmente, los rociadores de este tipo, se ubican con el deflector ajustado a la pendiente del techo. Si se encuentra a más de 30°, la fila de rociadores será instalada dentro de una distancia inferior a 0,75 m del ápice.

Además, por regla general deben instalarse rociadores en cada panel de calefacción, pasillo, conducto, plataforma, altillo, etc. Una cantidad mayor de este sistema contra incendios debe concentrarse junto a las escaleras y escaleras mecánicas principalmente, con cierto grado de separación.