En la actualidad, la posibilidad de incendio ha disminuido considerablemente. Sin embargo, en algunos lugares sigue sucediendo esto, lo cual va de la mano con las fuentes de ignición, pero ¿Qué son las fuentes de ignición? ¿Cuáles son? Son preguntas que seguro te han traído aquí. 

En este artículo, estaremos contándote con una respuesta clara a todas estas preguntas y mucho más, así que quédate con nosotros.

¿Cuál es la definición de fuentes de ignición?

Para entender la calificación de estas, debes comenzar por saber que son el medio por el cual el combustible puede llegar a la temperatura de ignición. Entiéndase por combustible cualquier materia que pueda generar un incendio. 

¿Cuáles son los tipos de fuentes de ignición?

Las fuentes de ignición se crean por diferentes formas, entre ellas podemos mencionar:

Eléctricas

tipos de fuentes de ignición

Como bien sabemos, los cables y muchos otros elementos, generan el paso de la corriente, sin embargo, si este paso falla, puede generar un incremento de la temperatura que lleva a la ignición. 

Principalmente, las fuentes de ignición eléctrica se pueden dar por 3 motivos:

Corriente alta.

Una corriente alta se puede dar principalmente por 2 situaciones, las cuales son cortocircuito generados en el cableado o el ingreso abrupto de un rayo. Estas dos situaciones son las más comunes dentro de la corriente alta. 

Esta corriente alta se da a la par con la resistencia, sin embargo, lo que lo hace una fuente de ignición, es que la capacidad de corriente que fluye es 4 veces superior. 

Alta resistencia.

Esta sucede al momento de que se encuentran zonas en mal estado, un factor determinante en las áreas eléctricas es el sulfato o el óxido, lo cual puede generar una alta resistencia y fuentes de ignición. 

Problemas de refrigeración. 

Existen transformadores que necesitan sistemas de refrigeración, los cuales al fallar pueden generar recalentamiento y mucho más, por lo tanto, hace que estos cables pueden llegar a ser fuentes de ignición. 

Energía estática

La energía estática es conocida por muchos por energía por fricción, esto eventualmente suele suceder al generar el roce a alta velocidad de 2 materiales, lo cual puede llegar a generar una chispa. 

Esta chispa se convierte en la forma más sencilla de poder generar un incendio, tanto para materiales secos como para gases. De igual forma, podemos hablar del vapor que esta genera. 

Áreas calientes

Cualquier sustancia inflamable puede ser encendida por un medio caliente. En este caso, las más comunes son: la fricción, calefacción o sustancias fundidas. Cada una de esas estará actuando de una forma sencilla. 

Cigarrillos y Tabacos

El hábito de fumar es algo normal dentro de muchas personas en el mundo. Sin embargo, esta es una de las fuentes más grandes de incendio a nivel mundial, la misma se puede dar principalmente en la fase de eliminación. 

Generalmente, los cigarros y tabaco generan incendios en combustibles sólidos, al menos que estén en otro estado pero que sean explosivos o altamente inflamables. 

Como podemos ver, las fuentes de ignición son realmente variadas y pueden encontrarse en cualquier parte, por lo tanto, debemos manejar sus orígenes con gran cuidado, para evitar males mayores a futuro.

Llamas abiertas

Las llamas abiertas se convierten en claras fuentes de ignición, las mismas pueden ser fijas o portátiles. Dentro de las llamas portátiles podemos mencionar sopletes o encendedores, los cuales tienen la capacidad de encender cualquier combustible. 

Por otro lado, están las llamas fijas, las cuales tenemos como ejemplo las calderas, las cuales con el descontrol o el mal funcionamiento puede encender cualquier tipo de combustibles en cualquier de sus estados, bien sea sólido, líquido o gaseoso.