En el siguiente artículo vamos a repasar la importancia de realizar simulacros de incendio en la oficina, sus objetivos y la forma de hacerlos.

Las instalaciones de una empresa son susceptibles a sufrir distintos tipos de siniestros, sin embargo, es posible trazar medidas para prepararse ante ellos. Por esta razón, con la formación y preparación correcta, es posible hacer frente a los incendios en una oficina y otros espacios de trabajo.

¿Por qué es importante realizar simulacros de incendio en la oficina?

Los incendios son uno de los siniestros que peores efectos tienen en una empresa. En muy poco tiempo el fuego, puede avanzar rápidamente, consumiendo bienes materiales, afectar la infraestructura e inclusive poner vidas en riesgo. Debido al alto nivel de riesgo que presenta, es indispensable estar preparados ante su posible ocurrencia.

Con los simulacros de incendio en las oficinas se puede educar a las personas que trabajan en el edificio para que sepan como actuar ante el fuego mientras se cuenta con un entorno controlado. Tal es la eficacia de estas medias que, los simulacros, se utilizan para medir tiempos y tipos de reacción, por ende, se evalúan tales respuestas, se miden errores para su corrección.

Por estos motivos, muchos países, han incluido en sus legislaciones la obligatoriedad de realizar este tipo de simulacros una o más veces al año.

¿Cuál es el objetivo de los simulacros de incendio en la oficina?

Los simulacros de incendio en las oficinas están orientados a cumplir con tres objetivos fundamentales, los cuales son:

Formación del personal

En primer lugar, es formar al personal, es decir, educarlo y prepararlo a enfrentar una situación donde hay un incendio en la oficina. Por esta razón, es recomendable asesorarse y contratar una auditoria contra incendios para tener los conceptos e indicaciones claras por profesionales del sector.

simulacro incendio oficina

Evaluación de las instalaciones

Los simulacros están diseñados para identificar los puntos de las instalaciones de una edificación que puedan entorpecer la evacuación en caso de un incendio.

En este punto, solo se toman en consideración las salidas, sino que se incluye la disposición y funcionamiento de carteles de emergencia, extintores y señalización. Además, se evalúa el estado de todas las salidas de emergencia (te recomendamos leer el siguiente artículo si quieres saber más sobre donde colocar carteles de seguridad en tu empresa)

 Actuación durante el simulacro

A esto se suma el poder identificar cómo reaccionan las personas al siniestro. Hay personas que asumen la posición de líderes, otros se paralizan ante el estrés y otras caen en pánico. El detalle es conocer sus reacciones para que así ganen con fianza y actúen de manera segura.

¿Cómo se realiza un simulacro de incendio en una oficina?

Tal como hicimos referencia anteriormente, los simulacros de incendio en una oficina deben seguir una metodología que permiten optimizar sus resultados. Es así como todos los simulacros cuentan con 3 pasos o fases, estas son:

La planificación contra incendios

La planificación contra incendios es la parte con la que comienza todo el simulacro de incendio de oficina, tomándose en consideración cada uno de aquellos asociados a las instalaciones. De este modo, es posible trazar un plan sobre el tipo de simulacro que se desea aplicar, el turno en que se hará y la cantidad de personal que va a estar presente.

También, se toma en consideración el estado de las salidas de emergencia y vía a usar durante el simulacro del incendio, así como la iluminación, entre otros aspectos. De igual manera, se tiene en cuenta si existen dispositivos que permitan alertar al personal que allí trabaja y a las autoridades sobre un incendio.

como hacer un simulacro de incendio en una oficina

Al momento de la planificación se debe contar con un completo cuerpo de expertos, como bomberos, técnicos industriales, paramédicos y personal evaluador externo y propio de la empresa.

La ejecución

Una vez acordada la fecha del simulacro, y con todos los preparativos en orden, llegó el momento de llevarlo a cabo. En este momento, se pone en práctica lo aprendido de manera teórica sobre el simulacro, por lo que el personal debe actuar con completa normalidad. Entre tanto, los evaluadores, se encargan de llevar un registro de todos los aspectos a evaluar en el simulacro.

El equipo que coordina el simulacro suele activar una alarma que da inicio al simulacro de incendio en la oficina y el personal tiene que buscar las salidas de emergencias para evacuar. Entre tanto, bomberos y paramédicos están allí para dar apoyo en el desarrollo del evento.

La evaluación

Concluido el simulacro, llega el momento de realizar un análisis del simulacro como tal, mismo que es llevado a cabo por los especialistas en la materia.

En este preciso momento, se toman en consideración diversos aspectos como velocidad de la evacuación, cuan organizada fue, el uso de las vías de escape, etc. De acuerdo, al desempeño de esos factores se asumen la corrección de los errores detectados y el establecimiento de mejora los protocolos de desalojo.

Si quieres saber más sobre simulacros de incendios en oficinas u otros establecimientos, no dudes en contactarnos