Los hidrantes contra incendios o bocas de agua como también se les conoce son un sistema que se utiliza para apagar el fuego. Estos equipos son utilizados por los bomberos para recargar sus vehículos si en algún momento se llegan a quedar sin agua.

Las bocas de agua o hidrantes deben estar ubicados de acuerdo con las leyes en espacios públicos, comunidades de propietarios, oficinas. También en centros comerciales, en todos los edificios privados o públicos y en naves industriales.

Hidrantes contra incendios

¿Qué son los hidrantes contra incendios?

Los hidrantes contra incendios, son unos dispositivos  que van conectados a una red de suministro de agua. Estos aparatos están destinados a suministrar agua en caso que se presente un incendio.

Estos equipos no tienen mangueras, porque son para el uso de los servicios de emergencia o de los bomberos. Las bocas de agua funcionan conectando las mangueras o de los equipos que se emplean en la lucha contra incendios y los bomberos también los utilizan para llenar de agua las cisternas de los camiones empleados para apagar el fuego.

Los hidrantes contra incendios son parte de la red de agua destinada a la protección contra incendios. Por ello se encuentran conectados a una red de uso público o a una determinada instalación.

Las bocas de agua por lo general están colocadas en parte externa de las edificaciones y deben estar señalizadas. Estos equipos deben indicar el nombre del fabricante, el diámetro nominal y el número de la norma.

Los hidrantes están regulados por una serie de normas que permiten asegurar una presión y un caudal de agua mínimos por un tiempo determinado. Lo cual es exactamente de 1 Kg/cm2 por un tiempo mínimo de 2 horas. La normativa también asegura que el equipo que se utilice para apagar el incendio sea compatible

.

Tipos de hidrantes contra incendios

Existen dos tipos de hidrantes contra incendios, ellos son los siguientes:

Hidrantes de arqueta

Este tipo de hidrantes también se conocen como bajo nivel de tierra son los que están totalmente enterrados, por lo general son instalados en zonas con poco espacio. Los hidrantes de arqueta están más protegidos de las heladas y no corren el riesgo de roturas por impactos.

Los hidrantes bajo el nivel de la tierra suelen ser usados en emplazamientos donde se presentan bajas temperaturas que pueden causar heladas. También son usados en zonas de mucho tráfico rodado.

Cuando se comparan estos equipos con los de columna son menos eficaces, debido a que tienen un menor caudal. El uso requiere de más tiempo porque primero hay que localizarlo y quitarle la tapa para poder colocar la manguera.

Pero a pesar de todo esto brinda un gran apoyo cuando se presenta alguna urgencia y ofrecen una solución eficaz para núcleos urbanos donde hay problemas de espacio.

Hidrantes de columna

Existe dos tipos de hidrantes de columna ellos son:

 Hidrantes de columna húmeda

Este tipo de hidrantes deben estar colocados en zonas donde no existe peligro de impacto por parte de coches y riesgos de heladas. Son la mejor alternativa ante los otros tipos de hidrantes debido a que cuenta con todo su mecanismo sobre el suelo por si se presenta una avería.

En caso de averías este tipo de hidrantes no representan ningún problema para la reparación, porque su mecanismo está sobre el suelo.

Hidrantes de columna seca

Los hidrantes de este tipo después de su uso se vacían de forma automática, por lo que no contienen agua cuando no es necesario. Esto hace que no corran el riesgo de rotura por heladas y están incorporados a un sistema que garantiza su estanqueidad en caso de una rotura debido a un impacto.