Un estudio reciente que realizó una fundación llamada MAPFRE, indica que alrededor del 72,9% de las compañías no cuenta con un departamento de seguridad contra incendios. Al no tener a un grupo de personas o, aunque sea un solo encargado de la seguridad ante incendios, es imposible recurrir al fuego si se llegase a presentar dentro de la compañía y es uno de los errores más comunes.

Si este es tu caso, te será de mucha utilidad leer esta información. En breve, mostraremos un par de errores empresariales contra incendios que puedes evitar tomando ciertas medidas.

Número 1: Falta de revisión de los aparatos eléctricos y uso indebido de los mismos que causan incendios.

Un funcionamiento deficiente de instalaciones eléctricas producido por el desgaste o la antigüedad, puede hacer que la línea eléctrica produzca un incendio. Cuando no realizan mantenimiento a estas áreas y los distintos equipos comienzan a consumir cantidades elevadas de energía, fácilmente se produce fuego.

Para evitar que surja fuego por un motivo como este, debes limpiar frecuentemente y hacerles mantenimiento a los aparatos eléctricos. Además, investiga un poco sobre su uso, cuál es la manera correcta de utilizarlos.

Número 2: No tener cuidado durante las operaciones calientes de trabajo

Cualquier acción que esté relacionada con fuego, puede llegar a producir incendios potenciales. Si no se le da buen uso al recurso, tanto el calor como las chispas podrían hacer que materiales sólidos tomen fuego e incluso peor aún, que componentes inflamables se enciendan.

Las operaciones en las que están implicados calentadores de gas, soldaduras, planchas, cocinas, tostadoras y cualquier máquina que emita calor, deben realizarse con precaución. Es importante contar tanto con el ambiente como con la capacitación correcta para realizar el trabajo.

El aspecto de la formación es muy importante. Para evitar o solucionar cualquier situación de riesgo, hay que realizar una evaluación completa de riesgos, supervisar a cada trabajador y por supuesto acondicionar el ambiente.

incendios

Número 3: No controlar los espacios para fumadores

Cuando alguien termina de fumar un cigarro, la mayoría de las veces lo tira al suelo sin apagarlo. Acciones como estas, entran de primero entre los errores principales de seguridad ante incendios. Dentro de la ley 28/2005 emitida el 25 de diciembre, se exhortaba a no fumar en ambientes donde no está permitido, ya que representa un gran peligro.

Para controlar dichas situaciones, recomiendan crear una zona específica donde los fumadores puedan fumar y advertirles a los trabajadores y demás personas que no fumen a escondidas.

Número 4: Mala manipulación de materiales inflamables

Dentro de algunas compañías o empresas, los trabajadores manejan líquidos inflamables frecuentemente. Cada vez que un líquido de estos queda destapado, emite gases o vapores capaces de provocar un incendio si tiene contacto con el fuego e incluso una mera chispa.

Como extra, las empresas no toman medidas para minimizar sus fuentes de ignición, cosa que es de utilidad para contener líquidos y sus vapores. La mejor manera de evitar problemas así, es poner en práctica cada uno de los reglamentos técnicos de almacenamiento de materiales inflamables.

Número 5: Falta de limpieza y de orden

Los residuos de material de embalaje y aceite, aumentan los riesgos de incendio. Cuando el polvo, los materiales sólidos y los materiales inflamables logran combinarse, una mera chispa iniciaría fuego. Lo peligroso de que estos tres elementos se mezclen entre sí, es que la propagación avanza rápidamente.

Por otro lado, tales residuos obstaculizan de manera directa la extinción de las llamas. La solución al problema es simple, presta atención al ámbito de la limpieza.

Número 6: Instalación poco óptima y falta de mantenimiento de los sistemas para evitar incendios

La instalación poco óptima, mantenimiento deficiente y mal uso de los sistemas contra incendios, provoca un gravísimo problema de seguridad. Es necesario contratar una empresa certificada tanto en la instalación como mantenimiento de tales sistemas. Haciéndolo, estarás preparado para cualquier situación de fuego que podría ocasionarse dentro un espacio de trabajo.

Cabe destacar, que, al contratar una empresa certificada en el uso de estos equipos, puedes solicitar capacitación sobre cómo manejar los sistemas contra incendio. De esa manera, todos los trabajadores sabrán qué hacer cuando surja un incendio.