La transmisión de un incendio a través de la fachada constituye uno de los riesgos más importantes en la propagación de incendios entre viviendas dentro de un mismo edificio. En general, este tipo de incendios provoca importantes daños materiales en el inmueble donde se inicia el incendio, y, en ocasiones lamentablemente, para la vida de personas.

Como puede observarse en innumerables imágenes de este tipo de incendios las llamas producidas por un incendio se desborda por los huecos de fachada en muchos casos se transmite a través de estos hacia otras viviendas. La prevención de la transmisión entre viviendas de un mismo edificio debe garantizarse a través de protecciones pasivas incluidas en las fachadas del edificio. La transmisión de un incendio tiene un mayor grado de incidencia en una trayectoria vertical frente a una transmisión en horizontal por el evidente efecto de la convección del incendio.

Estadísticas de incendios

Según las estadísticas de la Estudio de víctimas de incendios en España en 2018 elaborado por Fundación Mapfre de los 128 fallecidos por incendios en edificios es 2018, 96 de ellos se han producido en una vivienda. Por tanto, el 78.04% de las víctimas por incendios en España durante el año 2018 han sido provocados por incendios dentro de una vivienda. Esta estadística demuestra que las viviendas disponen de un nivel de protección deficiente respecto a los edificios de otro uso y precisan de un tratamiento específico que mejore las condiciones de seguridad en este tipo de edificios.

La normativa en España, impone para el uso residencial vivienda los requisitos menos exigentes y, a la luz de los datos estadísticos, está claro de han de implementarse mejoras técnicas y constructivas en los edificios de viviendas para minimizar la probabilidad y conseguir que disminuyan los incendios, y por tanto los fallecimientos, por motivos de incendios.

Todas las técnicas necesarias para evitar las consecuencias de incendios en las viviendas ha de plantearse como mejoras de carácter constructivo (protección pasiva) y otros medios técnicos para la detección y extinción (protección actica).

Uno de los aspectos más determinantes en el desarrollo de un incendio en un edificio es la compartimentación, es decir, el confinamiento del incendios de forma que este no se propague al resto del edificio. Dentro de las medidas de esta naturaleza está la limitación de la propagación del incendio desde una vivienda hacia otra.

Transmisión del incendio por fachada

El Código Técnico de la Edificación establece unos criterios para la determinación de una independencia de riesgo entre dos sectores con la implantación franjas de elementos constructivos que dispongan de resistencia ante el fuego. Los criterios de carácter  técnico  son los que se incluyen en la sección SI-2 de DB SI, y que para encuentros simples son:

Encuentro forjado fachada (transmisión vertical)

Encuentro forjado-fachada (transmisión vertical)

Encuentro sector fachada (transmisión horizontal)

Encuentro forjado-fachada (transmisión horizontal)

Figura 1. Especificaciones del CTE DB SI sobre propagación exterior.

Desde el punto de vista prescriptivo la franja de 1 metro evita que un incendio en un local de planta baja de un edificio de viviendas no trascienda hacia el interior de la vivienda inmediatamente superior.

Conscientes de que las soluciones de dicta el CTE DB SI son demasiado generalistas, D. Germán Perez Zavala, Oficial Técnico de Real Cuerpo de bomberos del Ayto. de Málaga ha desarrollado una metodología de cálculo de las medidas de protección física para la transmisión del incendio a través de fachadas retranqueadas, aportando así una herramienta fácil de aplicación para aquellas envolventes de edificios de configuración especial y que no están incluidas en la Código Técnico.

Como técnica de mejora continua en esta materia, podemos utilizar herramientas tecnológicas para adoptar las soluciones a los requisitos que han de implementarse en los edificios de forma que ofrezcan la mayor eficacia y se adapten, lo mejor posible, a las prestaciones requeridas.

A través de los programas de simulación computacional de incendios CFD (Computational Fluid Dinamics) se podrían determinar los efectos que un incendio tiene sobre su fachada a través sus huecos con objeto de identificar y evaluar el riesgo de propagación del incendio través del exterior de la envolvente del edificio. Los huecos de fachada suponen un factor de riesgo importante de propagación de incendios dentro del mismo edificio y su diseño contribuye a favorecer la propagación del incendio dentro de la misma edificación.

Simulación computacional de incendios

Este estudio se realizaría mediante la aplicación de CFD (Computational Fluid Dinamics) de última generación utilizado en diseño arquitectónico como herramienta de diseño de soluciones específicas en protección contra incendios. Estos Programas de dinámica de fluidos nos permiten calcular las temperaturas que el incendio derraman por la fachada del edificio por los efectos de radicación, convección y conducción provocados por el incendio y con ello podemos evaluar sus efectos determinando así los condicionantes de diseño arquitectónicos de fachadas que dispongan de un riesgo aceptable de propagación de incendios dentro de los edificios.

Computational Fluid Dinamics


Figura 2. Isosuperfcie de 140 ºC sobre la fachada del edificio provocado por el incendio

Modelos de incendios

La metodología de desarrollar consistiría en la aplicación de simulaciones de incendio de un edificio característico de edificaciones de viviendas con esquema de huecos convencionales de dimensiones estándar. Se aplicaría un modelo de incendio con una tasa de liberación de calor de forma que cumpla las características de la curva nominal de tiempo temperatura de la Norma ISO 834 que está considerada a nivel internacional como el referente del comportamiento de un incendio desarrollado en un recinto cerrado.

Comprobación de curva del incendio respecto a curva nominal tiempo temperatura

Rojo: curva normalizada
Azul: curva de estudio
Figura 3. Comprobación de curva del incendio respecto a curva nominal tiempo temperatura

La simulación de incendios nos permitiría analizar los efectos que la radiación y la convección del incendio provoca en la fachada del edificio obteniendo una distribución de temperaturas en función del tiempo que permita identificar la huella que el incendio imprime a la fachada a lo largo del tiempo. Considerando las limitaciones que la norma UNE EN 13501-2: 2004 establece como umbral para garantizar el aislamiento térmico necesario para que un incendio no se propague por transmisión de combustibles ordinarios. Se deberían determinar los límites físicos en los que la fachada alcance los 180 ºC por encima de la temperatura ambiente en un punto o 140ºC sobre la temperatura ambiente tomado como temperatura media en la superficie a considerar.

Servicios de simulación computacional contra incendios

Figura 4. Temperatura en plano de fachada provocado por el incendio

Como meta del estudio supondría la elaboración una regla de geométrica a considerar en el diseño de fachadas, en función de diferentes parámetros arquitectónicos, para garantizar la “no propagación” de incendios a través del medio físico exterior a la envolvente del edificio protegiendo la integridad física de los ocupantes, así como la protección de sus bienes.

Conclusión

Con la simulación computacional contra incendios se podría analizar los efectos del incendio motivados por la radiación y la convección del incendio y gestionar aquellas medidas de protección pasiva que sean eficaces para evitar que el incendio se transmita entre viviendas. Este estudio permitiría realizar soluciones más eficaces en la protección pasiva contra incendios y evitar la cantidad de incendios existentes en viviendas por transmisión del incendio a través de la fachada. Este estudio aportaría mejoras a las condiciones de seguridad contra incendios en las viviendas que disponen de un nivel de importante de daños por incendios